COVID-19: Empresas y empleadores

El Departamento de Salud Púbica (DPH) recomienda que los empleadores y empleados:

  • Utilicen las tecnologías de teletrabajo en la mayor medida posible.
  • Escalonen los horarios de trabajo.
  • Consideren la posibilidad de cancelar viajes no esenciales.

Las empresas también deberían:

  • Celebrar las reuniones grandes en forma virtual, en la medida de lo posible.
  • Organizar el espacio de trabajo para optimizar la distancia entre los empleados, idealmente con al menos seis pies de distancia.
  • Instar a los empleados de alto riesgo a quedarse en casa.
  • Instar a los empleados a quedarse en casa cuando estén enfermos y maximizar la flexibilidad de los beneficios de licencia por enfermedad.
  • Seguir las instrucciones del DPH para eventos y grupos comunitarios. Se recomienda posponer o cancelar las reuniones de más de 50 personas.

Otros consejos para empresas:

  • Reforzar las buenas pautas de higiene de manos y otras precauciones de sentido común (inglés) con empleados y clientes.
  • Revisar las políticas y los procedimientos para el trabajo remoto o teletrabajo siempre que sea posible.
  • Capacitar a los empleados de forma cruzada para cumplir las funciones clave, de modo que los horarios diarios puedan continuar razonablemente ininterrumpidos por posibles ausencias de los empleados.
  • Revisar las políticas de ausentismo para asegurarse de que no se aliente a los empleados a asistir al trabajo si están enfermos.
  • Establecer una relación con su Departamento de Salud local y comunicarse con ellos si tiene alguna pregunta o inquietud sobre la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19).
  • Revisar las recomendaciones de los CDC para consultar las prácticas de limpieza (inglés).
  • Trabajar para asegurarse de que el miedo y la ansiedad no conduzcan al estigma social hacia ningún empleado.
  • Asegurarse de obtener información confiable (inglés) de fuentes como los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (Inglés) y el DPH.
  • El DPH no emitirá cartas individuales a los empleados con respecto a la capacidad de una persona para trabajar.

Más información de los CDC sobre cómo las empresas pueden planificar y responder (inglés).